amba

“La disrupción del cambio tecnológico cambió las costumbres y los usos, y la innovación de la oferta son la clave.”

MEDIOS DE PAGO EN ÉPOCAS DEL CODIV-19

Los Sistemas de Pago, fruto de la Transformación Tecnológica, fueron parte de la solución de la demanda de efectivo en nuestro país.

Si se elabora un plan de escalonamiento y comunicación adecuada, todos los cajeros automáticos del país podrían atender los dos millones de subsidios estimados por el Estado Nacional para paliar la situación económica de los sectores más carenciados, ya que esto suma a las necesidades habituales de los usuarios tradicionales.

Con el feriado obligatorio del Sistema Bancario y con una economía que detuvo el flujo circulante de manera drástica, las fuentes de extracción no bancarias como las grandes cadenas de farmacias, supermercados, estaciones de servicios y redes de agencias de pago, están lentamente recuperando su capacidad de servicio. La distribución geográfica, la localización heterogénea de los cajeros y otros puntos de entrega de efectivo, el conurbano con zonas de baja densidad de ATMs, y la disminución de la atención bancaria de las sucursales de todo el país, son factores que repercutirán en la Experiencia del Cliente por sobre la oferta de efectivo.

¿Hay solución, acaso, a este conflicto que impacta en la vida cotidiana de tantas personas en el marco de las angustias y ansiedades que provoca el CODIV-19? Desde el punto de vista de las actuales herramientas, procesos, productos, funciones y redes de districución, es difícil aseverarlo. Sin embargo, esta crisis nos obliga a pensar distinto y a ser más innovadores que nunca para resolver nuevos conflictos.

La disrupción del cambio tecnológico cambió las costumbres y los usos, y la innovación de la oferta son la clave.

Disminuir el circulante coadyuvará a reducir la propagación del virus a través del billete como fuente de contagio. Esto evidencia la necesidad de minimizar el uso de efectivo y masificar la utilización de Medios de Pago electrónicos y digitales.

Quienes aún no cuenten con alguna de tan variadas alternativas, una minoría de la población total, pero que suma millones, constituyen un colectivo a atender de forma planificada y eficiente .

Pero también requiere desde el lado de la oferta que la red de comercios y servicios de todo tipo cuente con la tecnología necesaria para atender los medios de pagos en sus diversas variantes.

Entendemos que es fundamental contribuir desde el ámbito profesional de nuestra Asociación con conocimientos y contenidos especializados en la problemática de los Medios de Pago y de los usuarios de los servicios financieros. Por todo esto, AMBA quiere hacer su aporte con diversas ideas y propuestas, muchas ya puestas en marcha y otras que están siendo estudiadas:

  • Como prioridad, planteamos una campaña intensiva del uso de Medios de Pago en segmentos más remisos en el uso de canales electrónicos.
  • Cajeros móviles en zonas limitadas y de escasa presencia de ATMs o sucursales.
  • Facilidades para utilización de POS (Point of Sale o Terminales de Captura) en todos los comercios.
  • Incentivos para el uso de tarjetas y otras soluciones móviles tales como la billetera electrónica, todo medio de pago online formal, tarjetas recargables, Contact-less, y el uso de la SUBE para otras utilidades.
  • Cargas adicionales a tarjetas de planes sociales y alimentar.
  • Aperturas limitadas de sucursales en determinadas zonas geográficas.
  • Limitaciones de operaciones presenciales para préstamos y operaciones comerciales, y uso de formularios digitales.
  • Uso masivo del e-chek.
  • Corresponsalías transitorias en otras redes existentes como sucursales de correo, casa de apuestas QUINI LOTO, farmacias, entre otras.
  • Una planificación adecuada por parte de la autoridad monetaria respecto a las remesas de efectivo y su correcta estimación frente a una demanda de tipo excepcional.

 

Estas soluciones requieren definitivamente de una visión consolidada, de un análisis de factibilidad inmediata, y de los recursos concentrados para poder solucionar esta situación cuya envargadura todavía no conocemos y que requieren de una reacción rápida de la oferta para mejorar la demanda.

¿Todavía no te asociaste a AMBA?