amba

La banca venezolana ha venido eliminado progresivamente sus cajeros automáticos desde 2018.

Con el crédito severamente restringido y un incremento constante de costos al ritmo que marca la hiperinflación, la banca ha continuado sus procesos de ajustes, en función de mantener su eficiencia operativa y salud financiera, aún cuando la rentabilidad ha venido cayendo de manera sostenida.
En este sentido, el sistema bancario venezolano redujo el tamaño de su nómina en 2.692 trabajadores en los primeros cuatro meses de 2020, al pasar de 49.166 empleados a 46.474 entre el cierre de diciembre de 2019 y abril pasado. En términos porcentuales, el recorte fue de 5,48%, de acuerdo con el más reciente reporte de la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban)
Al corte del 29 de abril pasado, el valor del efectivo en poder del público apenas representó 4,13% del total de la liquidez monetaria, que ascendió a nada menos que 114,59 billones de bolívares. Este dato es relevante, porque más de 90% de las operaciones que se realizan en la red de cajeros automáticos es de retiro de billetes.
Si se compara con los datos de 2018, se han desactivado 3.894 equipos de ATMs lo que representa una contracción en la red de 49,22%.
Fuente: PaymentMedia

¿Todavía no te asociaste a AMBA?